UA-181011613-1
 
  • Miguel Angel Berja

Protección laboral control de plagas



Uno de los sectores que más riesgos laborales tiene y que probablemente menos importancia se le dé, es el Control de Plagas, un sector importantísimo para mantener la limpieza, orden y cumplir unas medidas mínimas en cuanto a seguridad, higiene y salud.


Para entender que riesgos laborales y que protección necesitamos en el sector del control de plagas, primero hay que explicar que es el control de plagas y como se trabaja.

Una plaga es una colonia de organismos, animales, vegetales que ataca y destruye, en estos actos daña y afecta a una gran parte de la población ya que pueden complicar nuestro día a día, cualquier insecto que se reproduzca de forma descontrolado puede ser considerada como plaga, por ello lo más común es escuchar y/o hablar sobre insectos o ratas.


Para que un equipo de control de plagas sea efectivo debe tener conocimiento completo sobre la plaga que debe erradicar, deberán identificar qué tipo de plaga existe, como actúa, donde se refugia etc. Una vez se tiene toda esta información el equipo de control de plagas deberá llevar a cabo tres procedimientos; Desinfección, desinsectación y desratización.



En estos tres procedimientos que lleva a cabo el equipo de control de plagas, es cuando existen los riesgos laborales y que el equipo de control de plagas debe tener en cuenta, para protegerse y tener la seguridad necesaria de que su salud no corre ningún riesgo.

Los procesos que realiza el equipo de control de plagas descritos en el párrafo anterior presentan ciertos riesgos laborales que requieren de una serie de conocimientos y protección.


La exposición a dichos plaguicidas puede dar origen a efectos como:

  • Exposición aguda – efectos agudos a las pocas horas de la exposición. Efectos crónicos en algunas personas afectadas.

  • Exposición crónica – efectos a largo plazo por exposición crónica. O efectos agudos de forma crónica.





Dichos efectos a causa de la exposición a químicos utilizados como métodos de solución del control de plagas entre otros destacan las intoxicaciones, alteración en la capacidad de concentración, perdida de fuerza y energía, fatiga continuada, desmielinización etc.

Para evitar cualquier tipo de riesgo relacionado con la salud de los trabajadores que llevan a cabo un proceso de control y exterminación de plagas, es imprescindible el uso de diferentes Equipos de Protección Individual desde el primer momento en el existe el riesgo hasta el último.


Según las recomendaciones para la protección laboral en el proceso de control de plagas es necesario el uso de:

  • Gafas de Seguridad

  • Guantes desechables

  • Cubre zapatos desechables o botas

  • Respirador con filtro P3 - EPR

  • Indumentaria de trabajo desechable y resistente a fluidos.

Las recomendaciones de Omni-Safety frente a trabajos de control de plagas con uso de agentes químicos para su total efectividad son:



En primer lugar, analizar y desarrollar un plan adecuado frente a los riesgos que implicará el trabajo para así seleccionar correctamente los mejores EPI’s necesarios para tener una protección máxima.


Para tener la máxima protección respiratoria frente a agentes químicos el uso de una máscara facial completa así tendríamos protección respiratoria, facial y ocular. Dicha máscara facial completa deberá ir provista de un filtro de partículas P3 de Sundström y un filtro de gases.


“En función de los agentes químicos que vayamos a utilizar se deberá utilizar un filtro de gases u otro para asegurarnos de que el filtro nos va a proteger al 100%, es imprescindible analizar los agentes químicos que utilizaremos en el proceso de control de plagas antes”





El uso de un buzo desechable OmniChem20 nos permitirá trabajar en la zona contaminada sin riesgo a manchas, salpicaduras etc. proporcionándonos la máxima protección y la máxima comodidad bajo la certificación EN 2016/425; una vez finalicemos el trabajo desecharemos el buzo, y desinfectaremos la máscara facial completa para poder realizar un nuevo uso.


¿Qué conseguiremos con una máscara facial completa SR200?


Tal y como indica las recomendaciones sobre EPIs y protección laboral en control de plagas, el uso de una media máscara y gafas de protección son imprescindibles ya que los agentes químicos se inhalan con la respiración, pero también puede afectarnos a la vista si entra en contacto con nuestro sistema ocular, por ello utilizar la máscara facial completa SR200 nos proporcionará la máxima protección respiratoria, facial y ocular. Por lo que, si salta algún tipo de agente a la cara, estaremos protegidos.


La máscara facial SR 200 permite su uso en presión negativa (el usuario inhala el aire realizando el esfuerzo con su sistema respiratorio) para trabajos en los que no haya una carga de contaminante muy elevada, con presión positiva (un equipo motorizado filtra el aire y lo hace llegar al sistema respiratorio sin que el usuario tenga que hacer esfuerzo) para trabajos en los que la exposición a los agentes contaminantes es elevada, y también puede ser utilizara con línea de aire comprimido (un compresor externo a la zona de trabajo genera aire y lo envía a la unidad de cabeza para ser respirado por el usuario) para zonas en las que haya falta de oxígeno.


En el siguiente post hablaremos sobre los diferentes agentes químicos utilizados por los equipos de Control de Plagas y sus riesgos.

Entradas Recientes

Ver todo